Seguridad

Estoy convencida de que la seguridad y la confianza que transmitimos las madres y los padres a los bebés, desde el primer momento, son determinantes en su desarrollo. Que son la condición de posibilidad de todo lo que va viniendo con su crecimiento físico: el desarrollo afectivo y el desarrollo cognitivo, de cómo se relaciona y de cómo piensa, y actúa.

Pienso, también, como dice este artículo, que el contacto piel con piel es la manera más cercana de mostrar afecto y de recibir afecto. Seguridad y confianza.

Por eso los bebés, y los niños, pueden recibir masaje de sus padres. Para eso, primero, los padres tendremos que reservar tiempos y espacios. Y segundo, podemos aprender de los profesionales técnicas sencillas para saber que lo hacemos bien.

Dos ideas: acércate a Mungia a conocernos. Allí puedes aprender. Y también puedes conocer más en la Asociación de Masaje Infantil, de la que formo parte, en www.masajeinfantil.org

Otros posts

Seguridad

Estoy convencida de que la seguridad y la confianza que transmitimos las madres y los padres a los bebés, desde

Leer más